AB IN DEN WALD

Open Filteroptions

Más de 130 estudiantes para la protección del clima

17.10.2019

El 10 de agosto fue en día soleado en Santiago de Chile. Pese a estar en pleno invierno en el hemisferio sur, la temperatura fue templada y las lluvias que tanto esperamos, por el déficit que tenemos hace años, no se asomaron.

El lugar de encuentro fue The Mayflower School, ubicado en la pre-cordillera en la comuna de Lo Barnechea. A las 9:30 se empezaron a inscribir los niños, niñas y adolescentes de los colegios de cinco comunas diferentes que aceptaron la invitación de Plant for the Planet Chile para vivir una jornada de aprendizajes colectivos. Además de los anfitriones, los colegios que participaron fueron: Wenlock, San Gabriel, Liceo Técnico Enrique Kirber, Raimapu de la Florida, Monte Tabor y Southern School.

La bienvenida a los más de 130 participantes la dio Clarita Díaz y Amparo Eyzaguirre, delegadas medioambientales del Centro de alumnos del colegio sede. Luego, Keka Cancino y Mónica Harboe, cuenta cuentos del Centro Lector de la comuna, nos hicieron bailar y cantar con una bella canción de cuna africana “Uelelé Molibá Mákási” para luego compartirlos la inspiradora historia de Wangari Muta Maathai.

La propuesta de plantar árboles e ideas de Felix Finkbein y los conceptos claves, como justicia climática y emergencia climática, fueron analizados por Constanza Silva, Alexandra Neeb, Florencia Venegas, Renata Pastor y Kristine Jürgensen, estudiantes de segundo medio del colegio Mayflower.

Luego, tuvimos la oportunidad de inspirarnos con las prácticas que muchos jóvenes están haciendo día a día para cuidar nuestro planeta. Representantes del Colegio San Gabriel expusieron el trabajo que hacen recolectando colillas de cigarros y dándole una segunda vida a los buzos de colegio; el equipo de reciclaje del colegio Southern Cross nos contó de su trabajo por crear conciencia y re-utilizar lo que otros consideran basura; los trabajos de limpieza de playas fueron mostrados por niños del colegio Mayflower y el colegio Raimapu nos habló de autogestión para salvar nuestro planeta. En vista de no contar con apoyo, un gran ejemplo fueron los contenedores de madera que ellos mismos tuvieron que crear para reciclar los distintos tipos de basura.

A media mañana, una colación saludable compartida nos reunió a todos en el patio. Ahí bajo los árboles, armamos grupos de trabajo para responder y debatir sobre la pregunta: ¿Qué podemos hacer para salvar el planeta hoy? Con toda la energía y sabiduría de los participantes, en una gran media luna los grupos presentaron sus propuestas. Estas iban desde la toma de conciencia, la educación, los cambios de hábitos, el trabajo colaborativo para lograr transformaciones más profundas y la búsqueda de mayores compromisos de parte de los gobiernos.

A las 13 horas llegó el momento más esperado: ¡plantar! Como una gran ceremonia de nacimiento y con infinito amor, los niños, niñas y adolescentes cavaron y cubrieron con tierra a los nuevos árboles. Nos acompañaron en el momento de la plantación: María del Pilar Leyton y María José Poreto, quienes con música y su bella voz interpretaron conocidas áreas de ópera para recibir a los veinte nuevos quillayes que ahora crecerán con más fuerza en el colegio Mayflower. Los profesores que colaboraron con la actividad también recibieron de regalo árboles nativos para ser plantados en otros lugares.

Para el equipo coordinador de Plant for the Planet Chile, la suma es más que positiva y ya están pensando en la próxima academia que desarrollarán antes de fin de año. “Me impresionó la conciencia que tienen los jóvenes de la crisis que estamos viviendo y de la necesidad de acciones concretas” afirma Marcela Flores. Para Victoria Uranga “lo mejor fue la sinergia que se produjo al construir desde el amor que le tenemos a la naturaleza, desde esa sincronía: todo fluye”.  Lore Prehn destaca que “Los niños nos enseñan todo el tiempo, su humor y su fuerza nos dan la esperanza de que los cambios son posibles”.

atrás